MOTOGP - Rossi Welkom 2004 - Podium

Mucho se ha hablado sobre el GP de Sudáfrica 2004. El circuito de Welkom acogía la primera prueba del mundial más esperado de los últimos años por motivos bien conocidos. Valentino Rossi, el astro italiano, había decidido marcharse a Yamaha, toda una herejía para muchos, pero decisión que a la postre abrió una de las etapas más bellas del Mundial de Motociclismo.

Cuando le se le pregunta a Rossi sobre cuál es la victoria que recuerda con más cariño, siempre contesta igual: Welkom 2004. Y sinceramente, creo que no miento su digo que aquella carrera significó mucho para muchos. Yo mismo la recuerdo dando botes en el sofá de casa y gritando como un poseso. Estaba de los nervios viendo como Valentino intentaba domar a la mala bestia de una M1 que le hacía todo tipo de gamberradas. La moto se le retorcía en cada curva y Biaggi, que estaba pegado a él, no paraba de intentar meterle la rueda siempre que podía.

Este gesto ya ha pasado a la historia como uno de los más bellos y emotivos

¿Y qué me decís del pedazo de beso que Valentino dio a su M1 tan pronto acabó la carrera? El propio Rossi reconoció que después tuvo que sentarse en el suelo, al lado de la moto, y empezó a llorar dentro del casco. Rabia, emoción contenida,… Fueron muchos los sentimientos que Rossi tenía guardados y que ahora no paraban de aflorar. Grande Valentino. Por supuesto, el mismo gesto tuvo en su última carrera con su querida M1. En el GP de Valencia del año pasado también se bajó de la M1 y también le dio unos besos apasionados. Había menos emociones contenidas, pero sin lugar a dudas era el gesto con el que Valentino agradecía todo lo que la “odiada” Yamaha había hecho por él. De nuevo, grande Valentino.

Y a  partir de aquella primera victoria todo cambió. Yamaha había pasado de ser la moto menos deseada de la categoría a ser vista como una máquina que lo “único” que necesitaba era unos cuantos retoques. Manos como las de Valentino, unidas a la inteligencia y sabiduría de Burgess, junto con la fe ciega de Furusawa en el proyecto, llevó a todo el equipo Yamaha a conseguir grandes gestas como la de Welkom 2004.

Mismo gesto 7 años más tarde. Rossi se despide de la M1

¿Queréis ver un pequeño resumen de aquel fantástico GP? Pues dadle al play y a disfrutar

 

 

Tags:

  • Mostrar Comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads