honda-integra-2012

Por todos es sabido que una de las partes más fundamentales de la vida de un motor es el uso adecuado de un buen aceite. Es por ello que hoy queremos haceros un repaso de todas aquellas características técnicas en torno al mundillo de los aceites de motor para vuestras queridas motos, un mundo en donde la alta tecnología que despliega el fabricante tiene una importancia vital a la hora de obtener un producto que cumpla los estándares más altos de calidad.

API, JASO, SAE,…

En una primera instancia nos vamos a parar en las especificaciones que un fabricante le adjudica a alguno de sus aceites. Para ello usa una serie de siglas que suponemos que muchos de vosotros os sonarán a chino, lo cual no debería ser así, ya que conocer con exactitud cuáles son las necesidades reales de nuestra moto debería ser nuestro principal cometido a la hora de elegir un buen lubricante.

Empecemos por API. Estas siglas vienen de American Petroleum Institute, institución americana encargada de clasificar los aceites de motor según su Categoría de Servicio, es decir, que básicamente apiesta clasificación nos va a decir si un lubricante es para motores de gasolina 4T (letra “S”), para motores de gasolina 2T (letra “T”) o para diésel (letra “C”), además del grado de cumplimiento respecto a las distintas especificaciones técnicas que la propia API va publicando a lo largo de los años. Estas distintas especificaciones se agrupan con una letra del abecedario, empezando por la “A” y siguiendo consecutivamente hasta la “Z”; cuanto más alta sea la letra, mejores especificaciones técnicas cumple el aceite. En la actualidad la especificación más reciente es la SN (entró en vigor en octubre de 2010) para los motores de gasolina 4T y la TC para los de 2T, por lo que siempre que vayáis a adquirir un lubricante fijaos que cumpla por lo menos esta especificación según sea vuestro tipo de motor.

Bien, sigamos ahora con las siglas JASO. Este acrónimo viene de Japanese Automotive Standards Organization y es la institución japonesa similar a la americana API, es decir, emite una serie de clasificaciones de calidad de servicio para los lubricantes de motor, pero estos tienen unas especificaciones muy orientadas a la moto. Así, actualmente existe la certificación MA, MA2 y MB para motores de gasolina 4T, pero cuidado, porque esta vez una letra mayor no significa mejores prestaciones del aceite. A saber, JASO MA nos garantiza que el lubricante no causará ningún tipo de problema a nuestras transmisiones bañadas en aceite, siendo la MA2 la especificación más estricta en cuanto a prestaciones con el embrague se refiere. Por el contrario, los lubricantes que no superan los tests de la JASO se clasifican con la etiqueta JASO MB. Esto no significa que los MB sean malos aceites, simplemente quiere decir que éstos no son aptos para uso en motores con aceite compartido. En cambio, pueden ser perfectamente válidos para motores con caja de cambios separada y embrague en seco, pero eso sí, siempre que el índice de servicio API sea el recomendando por la marca de tu moto.

Cabe destacar que, al igual que la API, la JASO también tiene normativas específicamente pensadas para motores 2T, siendo las clasificaciones FB, FC y FD las que están actualmente en vigor. Esta vez una letra mayor sí que significa mejores prestaciones del lubricante.

Por último, parémonos un poco a ver qué significan las siglas SAE. Este acrónimo viene de la Society of Automotive Engineers, la cual ha establecido un sistema de códigos numéricos para categorizar los aceites de motor según su viscosidad cinemática. Los grados de viscosidad del SAE son los siguientes: 0, 5, 10, 15, 20, 25, 30, 40, 50 y 60. A algunos de los grados se les puede añadir el sufijo W de “winter” (aceitepalabra en inglés para «invierno») o viscosidad para arranque en frío a bajas temperaturas. La viscosidad se mide según el tiempo que tarda una cantidad determinada de aceite en fluir a través de
un orificio a una temperatura estándar: cuando más tarda, mayor es la viscosidad, y por consiguiente mayor es el código SAE. Es decir, que cuanto más pequeño es el número, más fluido será el lubricante en frío, por lo que facilitará el arranque (el 60% del desgaste del motor es provocado por los arranques), mientras que el respecto a la viscosidad en caliente, cuanto más alto sea el número, más viscoso (menos fluido) será el aceite en caliente.

Cuando un grado es recomendado, no es un imperativo, si no más bien una exigencia de mínimos. Por ejemplo, un 5W40 también es recomendable cuando en las especificaciones se recomiende un 10W40. Por su parte, para los motores con kilómetros a cuestas (mayor holgura, dilución de gasolina), los monos o bicilíndricos antiguos o refrigerados por aire, entonces es deseable un aceite viscoso en caliente (xxW-50), nunca aceites xxW-20 o xxW-30, ya que en estos motores se alcanzan mayores temperaturas que podrían descomponer el aceite y se precisa un aceite que mantenga una viscosidad suficiente a temperaturas más elevadas.

Como recomendaciones muy generales e informándote siempre ante el fabricante de tu querida moto, podemos decirte que si generalmente cuando arrancas la moto ya vas con prisas y sin tiempo de dejar que se caliente el aceite del motor, o si tu querida moto duerme en la calle bajo el duro invierno, entonces es preferible que escojas un aceite más fluido en frío (un 10W o un 5W). Un aceite muy fluido en frío protege bien el motor en el momento de arrancar ya que llega antes a todos los rincones. Además, los aceites sintéticos poseen mayor untuosidad, lo que facilita el que se quede adherida una película de aceite cuando el motor se para y sea ésta el único “salvavidas” que tendrá el motor cuando volvamos a arrancarlo, pensando sobre todo hasta el momento en el que la bomba de engrase vuelva a dar presión al sistema y empiece a funcionar con normalidad todo otra vez. Sin embargo, esa mayor fluidez se traduce en mayores ruidos en frío del cambio (en el caso general que éste esté lubricado por el mismo aceite) ya que este elemento precisa de un aceite de mayor viscosidad para que la capa de aceite resista los enormes esfuerzos que han de transmitir los piñones del cambio.

¿Qué aceite comprar?

Bien, asumiendo que habéis sido buenos alumnos y que todos los conceptos anteriores os han quedado claro, ha llegado el momento de la gran pregunta al estilo de “Vale, ¿pero qué aceite compro?”. Nuestro consejo es claro en este sentido: seguid siempre las especificaciones de vuestro fabricante en lo que al grado de viscosidad SAE se refiere (pero también teniendo en cuenta el clima de vuestra residencia y el uso que le deis a vuestra moto) y escoged también siempre un aceite que cumpla los estándares más altos de calidad (API SN – JASO MA2 para 4T o API TC – JASO FD para los 2T).

Por supuesto, escoger un fabricante que esté constantemente investigando y evolucionando sus productos se hace harto imprescindible. En este caso vamos a sacar pecho con una multinacional repsolespañola como por ejemplo Repsol, petrolera que lleva apostando por la industria de la moto desde hace lustros y que recientemente ha presentado su nueva gama de lubricantes para moto, sean 4T o 2T. En este sentido, en lo que a motores 4T se refiere, muchos de sus nuevos productos se han actualizado a la especificación SN o a la SL, pero eso sí, todos ellos tienen la JASO MA2; en lo que a motores 2T se refiere, todos llegan con especificación API TC y JASO FD (excepto un 100 % mineral con JASO FB).

La actualización que ha hecho Repsol de algunos de sus lubricantes a la API SN ha supuesto unas mejoras técnicas en cuanto a mejor protección contra la formación de depósitos en los pistones a alta temperatura, mejor compatibilidad con juntas y mejor control de formación de lodos. Respecto a la actualización a la especificación API SL, ésta ha supuesto mejoras contra la oxidación y mejores propiedades antidesgaste, lo cual alarga la vida del aceite y del motor.

En definitiva, esperamos que os hayamos aclarado todas las dudas que podríais haber tenido respecto al importante mundo de los lubricantes de motores. Sabemos que a veces es un poco lioso entender todas las siglas a las que nos enfrentamos cuando estamos en la estantería de una tienda, pero si tenéis un poco de paciencia podréis llegar a la mejor compra para vuestra amada moto, lo cual al fin y al cabo es lo más importante.

Tags:

  • Mostrar Comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads