DUCATI - Multistrada 1200 2015

Ducati siempre ha estado a la vanguardia de la seguridad. Así por ejemplo, es el único fabricante de motocicletas de todo el mundo que tiene un vehículo capaz de interactuar con la chaqueta integrada con el sistema D|air, o es la primera compañía de la industria que equipa en un modelo “retro”, la Ducati Scrambler 1100, con el sistema ABS con asistencia en curva. Este nivel de conocimiento en seguridad, combinado con el impulso constante hacia la innovación, ha llevado al fabricante con sede en Bolonia a definir su estrategia de seguridad hasta 2025.

Llega ARAS

En la base de este plan estratégico multilateral se encuentra la implementación, a corto plazo, del ARAS (Advanced Rider Assistance Systems), sistemas avanzados de asistencia al piloto en las motocicletas Ducati. Los sistemas de asistencia avanzados aumentan los niveles de seguridad del piloto a través de varios sensores, incluyendo los radares. Estos, en particular, pueden proporcionar la reconstrucción del entorno, ayudando a evitar posibles colisiones con obstáculos u otros vehículos alertando al piloto.

Ducati comenzó a desarrollar estos sistemas ya en 2016, en colaboración con el Departamento de Electrónica, Información y Bioingeniería de la Universidad Politécnica de Milán. El estudio ha llevado al desarrollo de un sistema de aviso basado en un radar trasero, capaz de identificar y señalar los vehículos que se encuentran en la “zona ciega” (esto es, la parte de la carretera que no es visible ni directamente ni con los retrovisores), o el tráfico que se acerca a gran velocidad desde atrás. Para resaltar el valor técnico y científico de este proyecto de investigación, desarrollado por el personal de Ducati, los investigadores universitarios y pregraduados presentaron en mayo de 2017 una solicitud de patente sobre los algoritmos de control del sistema, y se presentó una publicación científica en el IEEE – Intelligent Vehicles Symposium (IV) del 11 al 14 de junio de 2017, en Redondo Beach, California, USA.

En 2017, el fabricante italiano de Borgo Panigale, ha encontrado en Bosch un socio tecnológico principal para garantizar la idoneidad del sistema para la producción, completando el conjunto con un segundo sensor de radar ubicado en la parte delantera. El objetivo de este dispositivo será gestionar el control de crucero adaptado, permitiendo que se mantenga una distancia predeterminada (que puede ajustar el usuario) con el vehículo de delante, y advertir al piloto de cualquier riesgo de distracción relacionada con las colisiones. Todos estos sistemas, junto con un avanzado interface de usuario diseñado para alertar al piloto de cualquier peligro existente, estarán disponibles en uno de los modelos Ducati que se presentará en 2020.

El primer paso real de esta estrategia llamada “Safety Road Map 2025” ya se ha realizado e incluye la implementación progresiva del ABS con asistencia en curvas de Bosch a la totalidad de la gama de productos. Este sistema mejora la frenada activa garantizando una seguridad de alto nivel. Si el ABS estándar asegura el control de la pérdida de agarre del neumático durante las frenadas sólo cuando la moto se mueve en línea recta, la versión más avanzada de asistencia en curvas permite un control completo del agarre incluso trazando curvas, eliminando con efectividad el riesgo de caídas durante la delicada fase de entrada en curvas. Ducati ha confirmado su valor de estrategia en seguridad introduciendo el sistema Bosch ABS con asistencia en curvas también en su familia Ducati Scrambler, que encaja en la versión tope de gama, la 1100.

Tags:

  • Mostrar Comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads