KAWASAKI H2 SX SE - 26

Cuando vas a probar un modelo, intentas echar mano de la información previa de la que dispones y te propones hacer mentalmente una relación de posibles rivales, pero en este caso, cuando la propuesta era probar la H2 SX SE no tenía manera de encontrarle rival. Las características tan peculiares de este modelo, unido al “volumen” general y a la posición semideportiva que adoptas cuando montas en ella, la convierte en un “rara avis” dentro deKAWASAKI H2 SX SE - 19 la fauna motera. Si os parece, vamos a empezar a argumentar el por qué de esta diferencia atendiendo a sus características técnicas.

Turbocorazón y Electrónica por los Cuatro Costados

El corazón de esta enorme Kawasaki está configurado con una cilindrada de 998 cm3 en un formato de cuatro cilindros en línea y 16 válvulas, con refrigeración líquida y, mucha atención, con sobrealimentador. Sí, efectivamente, conserva este elemento tan sonado en la presentación de la hiperdeportiva H2 de la marca. Un motor con estas características es una auténtica bomba y pensaréis “bueno, habrán reducido la potencia”… Bueno, lo cierto es que nada más y nada menos que 210 CV son los que entrega, con una relación de cambio de 6 velocidades y transmisión por cadena. Pero entonces, ¿se puede usar esa potencia en una moto con carácter de sport-turismo? Esperad un poco, vamos a seguir viendo datos.

El chasis es otra rareza en una moto japonesa y de esta envergadura. Los chicos de Kawasaki la han dotado de una estructura multitubular de acero de alta tensión con pletina de montaje del basculante. Delante han puesto una horquilla invertida de 43 mm con ajuste de compresión y extensión, además de capacidad de ajuste de precarga. Vemos discos dobles semiflotantes de 330 mm, con pinza de montaje radial, monobloque de cuatro pistontes opuestos. Monta un neumático 120/70 en llanta de 17”. Detrás encontramos un amortiguador Uni-Track de gas y depósito de expansión, con ajuste en compresión, en extensión, ajuste remoto de precarga y muelle de tope en extensión. La frenada trasera se confía a un disco de 250 mm y pinza de dos pistones y monta un neumático 190/55 en llanta de 17”. Terminando con las “piezas”, señalar que esta versión SE viene montada con un espectacular silencioso Akrapovic que aporta un plus… Todo suma un peso en orden de marcha de 256 Kg… que no son pocos.

Ya que estamos puestos con las características de la moto, no puedo dejar pasar la ocasión para destacar todo lo que nos ofrece desde el punto de vista eléctrico. Que la electrónica ha ganado un peso específico en el mundo del motor lo sabemos todos, pero lo que desconocemos es hasta dónde lo ha llevado Kawasaki en esta H2 SX SE. Empezaré diciendo que la centralita tiene mucho, mucho trabajo. La entrega de combustible y aire al motor se hace a través de un sistema de válvulas de aceleración electrónico. Esto optimiza mucho más el KAWASAKI H2 SX SE - 03rendimiento del motor, convirtiéndolo en algo mucho más dócil de lo que pudieran hacer pensar esos 210 CV anunciados, además de reducir las emisiones.

En esta H2 disponemos de una Unidad de Medida Inercial (IMU). Con ello, esta Kawa maneja información referida a los ejes longitudinales, transversales y verticales, el cabeceo y el balanceo. Todos estos datos ayudan a la moto a saber qué está sucediendo con ella para intervenir en otra serie de parámetros y mostrártelos en pantalla. Poder ver en la pantalla TFT, que se ve magníficamente sea cual sea la situación, hacia dónde se dirige la inercia en gráficos representados es una pasada. Disponemos también del KEBC (Kawasaki Engine Brake Control). Con este sistema podemos optar por una mayor o menor acción del efecto de freno motor. Está claro que dependiendo de la conducción que vayamos a hacer, nos convendrá tener el plus de deceleración que produce el motor o no. Con este sistema podemos disfrutar de dos comportamientos diferentes en una misma moto. Siguiendo con los nombrajos, disponemos del KTRC (Kawasaki Traction Control), tres modos diferentes de tener una ayuda en la forma de traccionar de esta maravilla de Kawasaki. Si me pongo a explicar cómo actúa cada uno de ellos no terminamos, pero os diré que dependiendo del modo seleccionado éste trabaja junto con el S-KTRC, especial para conducción deportiva, prediciendo el deslizamiento de la rueda trasera durante la aceleración… Una pasada.

Algo que cada vez es más habitual incluso en modelos más “básicos” son los modos de potencia. Dependiendo de la conducción que queráis practicar, encontramos el “Full Power Mode”, “Middle” y “Low”. El KIBS (Kawasaki Intelligent anti-block Brake System) es un sistema de mejora de frenada que tiene en cuenta cantidad de valores, desde la presión hidráulica en las pinzas delanteras (que puedes ver gráficamente en KAWASAKI H2 SX SE - 05la pantalla…), posición del gas, velocidad del motor, etc… Esto, junto con el sistema ABS, garantizan una mejor y mayor experiencia en la frenada.

Otras mejoras electrónicas son el control de velocidad crucero o el indicador de conducción “ECO”, la luz de acompañamiento en giro, el embrague antirrebote, la sobrealimentación del motor, la iluminación LED. Muy bien, va “hasta arriba” de todo, pero… ¿cómo se traduce en el pilotaje?

¿Sport-Touring…?

Lo primero que sorprende es la posición de conducción. Resulta sorprendentemente natural; a ver, no es una turismo a secas, con todo lo que he mencionado antes está por encima de algunas deportivas incluso, pero el disponer de los manillares por encima de la preciosa tija de aluminio añade un plus de comodidad. Es cierto que carga peso en las muñecas, pero la posición se agradece si vas “al ataque”. La moto viene equipada con dos maletas que, sin llegar a ser sobresalientes, cargan más de lo que pueda parecer en un principio. La moto se ve grande, muy grande, ancha, pero todas esas sensaciones desaparecen una vez estás sobre ella. Se nota “ligera” pese a esos 256 Kg y os puedo asegurar que incita a rodar con ella. La protección de la cúpula es generosa y el carenado, ancho, te protege bastante bien del viento. Si aumentas la velocidad, te agachas un poco y quedas perfectamente protegido, sin problemas. El asiento es generoso y cómodo, lo mismo ocurre con el del pasajero, que dispone de asideros laterales.

Una vez pones las manos en el manillar, observas muchos, muchos botones, algunos de los cuales les queda un poco para ser realmente intuitivos en su manejo. Son muchas las opciones que puedes valorar en esta H2, así que conocer bien para qué sirve cada uno de ellos o cómo llegar a poder modificar los “Trip” parciales o datos parecidos es una labor que debes aprender antes de ponerte en KAWASAKI H2 SX SE - 15marcha. Una vez iniciado el camino, ponerte a probar es temerario. Un gadget que me sorprendió fue la posibilidad de tener los puños calentitos, síntoma evidente del carácter “touring” que no quieren olvidar en esta moto “singular”.

Las maletas, depósito, sillín, arranque… todo se acciona con la misma llave y puestos a elegir, en un modelo con tanta electrónica, tener una llave de proximidad no estaría de más. La pintura es preciosa y realmente llamativa; se lleva muchas miradas. Accionas el botón de arranque y el sonido del Akrapovic es “rudo” pero elegante. El accionamiento de la maneta del embrague es suave, metes primera y a partir de ahí se engranan las marchas con facilidad, más aún cuando la temperatura del motor es la adecuada. El tacto general es agradable y sorprende lo dosificable que es el gas. En una moto con estas cifras podríamos pensar que estamos frente a un modelo “agrio” de comportamiento, pero para nada es así, incluso con el modo “FULL” es fácil dosificar el gas sin resultar “seco”. La entrega de potencia es tremendamente lineal, la encuentras en cualquier franja del cuentarrevoluciones, que en este caso es de aguja, como los de toda la vida, pero que se lee en un vistazo. Es configurable el aviso con destellos de luz a las revoluciones que desees; otro parámetro más que puedes poner a tu gusto.

El confort de marcha es muy elevado, con un aplomo y solidez que se agradece y mucho, con reacciones muy confortables de la suspensión frente a carreteras rugosas o baches considerables. Nunca tienes la sensación de perder el tren delantero y esta confianza no es solo en carreteras rápidas, autopistas o similar, también la tienes en KAWASAKI H2 SX SE - 01carreteras de montaña. Sí, aunque pueda parecer extraño, pese al volumen y peso general, la moto se comparta extraordinariamente bien entre curvas, animándote cada vez más a olvidarte de problemas y centrarte en el disfrute de enlazar curva tras curva. Es mejor tener experiencia y saber lo que te haces, pero frente a un error reacciona de forma noble y permite correcciones; no diré que es como una bicilíndrica de cilindrada media, pero sorprende la capacidad de esta Kawasaki de hacerte disfrutar en carreteras por las que, a priori, pensarías que “ni de coña” te lo vas a pasar tan bien.

La aceleración es… ¡¡total!!. Estés donde estés, sea la marcha que sea o el régimen de motor que lleves, abrir el gas con firmeza significa salir disparado. Tal es la sensación de “plenitud” de esta H2 que puedes llegar a ir a velocidades importantes y tener la sensación de ir “parado”. Esto es bueno y malo a la vez, pues no han sido pocas las veces en las que te despistas, miras la pantalla y dices “¡uy!”… En cualquier caso, si necesitas pararla, el equipo de frenos trabaja realmente bien, junto con las suspensiones. Frenar de forma consistente con ella puede catalogarse de “cómodo”, consiguiendo frenadas respetables con cierta facilidad. Has de ir muy pasado para meterte en problemas, así que ponemos un sobresaliente para el comportamiento en frenada de esta megamoto.

Para viajes largos y poder evitar esta situación, además de cierta fatiga, el control de velocidad crucero se convierte en el mejor aliado, pudiendo modificar la velocidad bien con el puño del gas o con los cursores que se encuentran en la piña izquierda. En cuanto a la iluminación… no es que sea mala, pero en una moto con enfoque sport-turismo hubiese deseado mejor capacidad de luz, más aun teniendo en cuenta el generoso morro que resulta del gran carenado del que dispone. Los retrovisores llevan insertados los intermitentes y ofrecen una buena visión de lo que ocurre detrás.

Os sorprenderéis si os digo que a medida que vais rodando con ella se siente cada vez más ligera y el resultado de combinar el chasis, las suspensiones y todas las ayudas electrónicas que lleva conforman una comodidad de marcha espectacular, pudiendo apurar los depósitos que te permiten hacer fácilmente una media de unos 250 Km sin tener que entrar en una gasolinera. El pasajero no va a tener ningún tipo de queja, disponiendo de un asiento generoso en tamaño y mullido. Las maletas añaden un plus en su capacidad rutera, quedando perfectamente integradas KAWASAKI H2 SX SE - 16en la línea de la moto y resultando muy fáciles de montar y desmontar y sin que generen ruidos molestos mientras rodamos (soy muy maniático con eso). Quizás con unos litros más… pero entonces estaríamos hablando de otro tipo de moto.

Y esta es la cuestión, ¿qué tipo de moto es?, ¿a qué tipo de usuario va dirigida esta moto? Esas eran las preguntas que me hacía un buen amigo y motero hasta los huesos. Él mismo la denominaba como “la aristócrata”. ¿Quién pondría sobre la mesa los más de 23.000 € que cuesta esta versión SE? Después de pensarlo mucho, diría que no es nuevo en Kawasaki. Tomcat, ZZR,… fueron motos que marcaron una época en su día y tenían, quizás, el mismo espíritu que hereda esta H2 SX SE, una moto que supone una exhibición por parte de Kawasaki, mostrando todo su potencial, como ya hizo con la H2 R, pero dejando claro que no era solo un ejercicio de músculo, si no que es potencia puesta a disposición de una conducción que puede ser gustosa, relajada y sin renunciar al disfrute de una carretera de montaña o un circuito.

En un momento en el que la “moto total” parece ser la búsqueda de casi todas las marcas para subsistir dentro de un mercado que está cambiando, con motos muy especializadas y de una calidad que ya hubiésemos deseado hace 20 años… Kawa se saca de la manga su propio concepto, uno en el que ha sabido afianzarse y reconocerse: una moto de altísimos vuelos puestos a disposición de quien no renuncia a hacer buenas tandas de kilómetros con ella. Docilidad y músculo, sofisticación y placer por pilotar una moto, tecnología y diseño; estos son los criterios de búsqueda que manejará quien valore hacerse con esta H2. En lo personal, me ha dejado realmente sorprendido y me ha sacado un poco de mi “zona de confort”. Ha sido algo nuevo, algo distinto, diferente. Sí, quizás ese es el adjetivo, diferente. ¿Eres tú diferente? Pues ya sabes…

TEXTO: David Asencio Padilla

FOTOGRAFÍA: Rubén García Ruiz / David Asencio Padilla

Tags:

  • Mostrar Comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads