YAMAHA TRACER 90 GT

La tendencia hacia fabricar “motos totales” es cada vez mayor. Cada marca entiende este concepto de una forma distinta. Prácticamente todas tienen un producto en el mercado que viene a dar respuesta a un sector en auge, que intenta ofrecer al consumidor una moto para todo. Yamaha ha puesto en el mercado la Tracer 900 GT, una moto que me ha parecido… bueno, primero vamos a ver el apartado técnico y así nos hacemos una idea de qué nos traemos entre manos.

Una Moto con Todo y para Todo

Como decía, Yamaha ha sacado a los escaparates de sus concesionarios una moto con un motor de 3 cilindros con tecnología Crossplane de 847 cm3, que entrega una potencia de unos 115 CV a 10.000 rpm. El embrague tiene sistema antirrebote, con un cambio de 6 velocidades. Con un chasis de tipo “diamante”, nos obsequia YAMAHA TRACER 90 GT - 13con una horquilla invertida y una suspensión trasera de brazo oscilante (suspensión tipo eslabón) completamente ajustables. El equipo de frenos lo componen un doble disco hidráulico delantero de 298 mm y uno trasero de 245. Monta neumáticos 120/70/17 delante y 180/55/17 detrás. Con un depósito de 18 litros, declara un peso total de 215 Kg (side cases + brackets: +12 Kg)

Esto es, “grosso modo”, lo que nos ofrece en el apartado técnico, pero hay muchas más cosas que iremos desgranando a partir de ahora. Sin ir más lejos, cuando hablamos de una moto “para todo”, hay que señalar que la Tracer nos ofrece tres mapas de motor para diferentes situaciones. El modo Standard es acompañado por otros dos, uno Sport y otro para lluvia y se nota. La entrega de potencia se modifica notablemente entre los tres, adaptándose perfectamente al uso que pretendas darle. Toda esta información la puedes observar en una magnífica pantalla heredada de la MT10 en la que tienes información por doquier. Cuentakilómetros total, dos parciales, consumos, revoluciones, velocidad, marcha engranada, control de tracción… sí, control de tracción.

Yamaha no escatima en el apartado eléctrico y nos ofrece un control de tracción con dos niveles que puedes usar a tu gusto. Todo esto, seguido de un sistema Quick Shift, hace que la receta sea cada vez más apetecible. Pero hay más cosas, los puños calefactables, la pantalla YAMAHA TRACER 90 GT - 04regulable en dos alturas, las maletas rígidas, los protectores de los puños, la iluminación led (magnífica, sublive), la convierten en una extraordinaria compañera de viaje.

Relájate (o no) y Disfruta

La posición de pilotaje es muy natural, vas cómodo, te sientes a gusto… tanto que pasan los kilómetros y no te das cuenta. Es de esas motos que te invitan a cogerla, a rodar con ella y no me extraña nada que haya sido una de las preferidas dentro de este sector. Para colmo, el depósito de 18 litros, junto con un consumo realmente reducido en condiciones normales, te pueden permitir hacer hasta 350 Km de una sola tacada… sí, como estáis leyendo. La media contabilizada durante el tiempo que hemos disfrutado esta Tracer ha sido de 4,6 litros a los 100 Km, toda una hazaña, mezclando ciudad, carretera de montaña y autovía. Es, quizás, la moto que mejor relación de consumo ha presentado de cuantas haya probado hasta el momento.

Para colmo, toda la batería de botones que presenta en la piña izquierda están puestos como si de cosa de magia se tratara; desde el primer momento sentí que todo estaba en su sitio, algo que se agradece y mucho. Todo se acciona con mucha facilidad, algo que no pueden decir todas las marcas, todo está correcto, todo es instintivo, rápido, preciso.

Hablando de precisión, el cambio de esta Yamaha es una delicia. Al indicador digital de marcha engranada hay que sumar que el accionamiento es rápido, corto y preciso, quizás un tanto seco, pero YAMAHA TRACER 90 GTno fallas una. Te permite desde una conducción tranquila hasta estar constantemente cambiando ayudado por el sistema rápido de cambio.

Si quieres ir tranquilo, la tecnología Crossplane aplicada al tricilíndrico te permite abrir gas en marchas largas, encontrando par suficiente para acelerar con brío. Diría que es la mezcla perfecta entre un “Bi” y un “Tetra”. Además dispones de un control de velocidad crucero, por lo que la comodidad se multiplica. En el modo Sport la moto te ofrece más de todo y en menos tiempo, se puede ir realmente rápido con ella. Encima tiene un sonido que, personalmente, me encanta, ronco y a la vez suave, que se transforma cuando abres gas con ganas. La protección de la pantalla es muy buena. Si lo combinas con un buen casco, olvídate de turbulencias. En la piña derecha tienes una rueda con la que puedes moverte por todos los apartados y opciones que te permite la pantalla y el software de gestión de la moto. Ahí también, en la mano derecha, tienes una de las muy buenas virtudes de esta Yamaha, al margen de todo lo mencionado; me estoy refiriendo a los frenos.

La Tracer muerde y muerde muy bien. Como es habitual en Yamaha, el sistema de frenos permite una frenada sólida, contundente, dosificable y que te da una dosis extra de confianza. Además, la suspensión ha abandonado esa sensación de “ligereza” en el tren delantero y a la vez permite un confort de marcha muy elevado. Eso sí, si le buscas las cosquillas mejor configúrala para tener un poco más de fuerza,YAMAHA TRACER 90 GT - 01 pues te puede dar la sensación de ser blanda en exceso cuando frenas realmente fuerte. En cualquier caso, la sensación de tenerlo todo bajo control es constante y para nada la posición alta que te proporciona esta Yamaha hace que merme la confianza a la hora de moverla, algo que se hace con suma facilidad y rapidez.

Siguiendo con ese buen hacer, han dotado de una iluminación excelente a esta Tracer. La temperatura de color es extraordinaria y permite una visibilidad sorprendente. Además del aspecto que le aporta a la estética de la moto, el equipo de iluminación Led te da una luz amplia y muy, muy confortable y si tienes ocasión de usar las “largas”, directamente se hace de día. Son de esos detalles que para un tipo como yo, al que le gusta circular en cualquier circunstancia, se agradecen.

Las maletas con amplias, se accionan fácilmente y no presentan ruidos cuando el terreno se vuelve rugoso, como ocurre con otras opciones. El pasajero dispone de un asiento amplio, con unos asideros generosos, no creo que tengan queja los acompañantes. Me resultaron un tanto pequeños los espejos retrovisores, pero es algo fácilmente subsanable.

Yamaha ha presentado batalla a sus rivales con un producto bien acabado, muy bien diría yo, moderno, versátil y que puede suponer una grandísima rival para motos de más nombre y mayor precio. No todo es seguir viviendo de la fama, hay que estar al día y ofrecer con argumentos los euros que el consumidor ha de pagar por aquello que compra. Yamaha ha conseguido un tremendo producto que, sin duda, va a causar más de un quebradero de cabeza al resto de marcas. Si quieres una moto para todo, esta Tracer puede ser una grandísima opción.

Tags:

  • Mostrar Comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Ads